Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
Abraham Viajero

Ya en la Ermita de Ntra. Sra. de la Fuensanta 08-09-2013

9 Septiembre 2013 , Escrito por Abraham El Viajero Etiquetado en #Corcoya, #Sevilla

Como a un kilómetro escaso de Corcoya, en las estribaciones de la sierra de la Cabrera se encuentra la ermita de la Fuensanta, rodeada de un paraje de gran belleza.

Como a un kilómetro escaso de Corcoya, en las estribaciones de la sierra de la Cabrera se encuentra la ermita de la Fuensanta, rodeada de un paraje de gran belleza.

En este lugar existía en tiempos del bandolero un santero que cuidaba de la ermita y de sus devotos, al que José Mª El Tempranillo visitaba con cierta asiduidad, debido al profundo y marcado carácter religioso, que según la tradición popular, definía su personalidad.

En este lugar existía en tiempos del bandolero un santero que cuidaba de la ermita y de sus devotos, al que José Mª El Tempranillo visitaba con cierta asiduidad, debido al profundo y marcado carácter religioso, que según la tradición popular, definía su personalidad.

Esta ermita fue construida a mediados del siglo XVII con la financiación de los devotos y del Marqués de Estepa, y en 1832 fue testigo de un hecho histórico, ya que es el lugar donde le fue otorgado el indulto a José Mª  “El Tempranillo”, por parte del rey Fernando VII.

Esta ermita fue construida a mediados del siglo XVII con la financiación de los devotos y del Marqués de Estepa, y en 1832 fue testigo de un hecho histórico, ya que es el lugar donde le fue otorgado el indulto a José Mª “El Tempranillo”, por parte del rey Fernando VII.

Ya en la Ermita de Ntra. Sra. de la Fuensanta 08-09-2013
Ya en la Ermita de Ntra. Sra. de la Fuensanta 08-09-2013
Ya en la Ermita de Ntra. Sra. de la Fuensanta 08-09-2013
Ya en la Ermita de Ntra. Sra. de la Fuensanta 08-09-2013
Ya en la Ermita de Ntra. Sra. de la Fuensanta 08-09-2013
Ya en la Ermita de Ntra. Sra. de la Fuensanta 08-09-2013
San Isidro, cuyo nombre era Isidro de Merlo y Quintana, estuvo casado con Santa María de la Cabeza, con quien convivió en Torrelaguna. Su amo fue el noble Juan de Vargas y sobre el solar de lo que fue su casa en Madrid hay actualmente un museo con exposiciones temporales sobre temas madrileños y también con recuerdos relativos a la vida del santo.

San Isidro, cuyo nombre era Isidro de Merlo y Quintana, estuvo casado con Santa María de la Cabeza, con quien convivió en Torrelaguna. Su amo fue el noble Juan de Vargas y sobre el solar de lo que fue su casa en Madrid hay actualmente un museo con exposiciones temporales sobre temas madrileños y también con recuerdos relativos a la vida del santo.

María de la Cabeza nació en Madrid o no lejos de esta localidad. Sus padres, piadosos y honestos, pertenecían al grupo de los llamados mozárabes. Fue esposa de san Isidro Labrador. No es fácil decir con qué santidad y trabajos llevó su vida de mujer casada. Sus ocupaciones eran arreglar la casa, limpiarla, guisar la comida, hacer el pan con sus propias manos, todo tan sencillo que lo único que brillaba en su vida eran la humildad, la paciencia, la devoción, la austeridad y otras virtudes, con las cuales era rica a los ojos de Dios. Con su marido era muy servicial y atenta. Vivían tan unidos como si fueran dos en una sola carne, un solo corazón y un alma única. Le ayudaba en los quehaceres rústicos, en trabajar las hortalizas, y en hacer pozos no menos que en el oficio de la caridad, sin abandonar nunca su continua oración.

María de la Cabeza nació en Madrid o no lejos de esta localidad. Sus padres, piadosos y honestos, pertenecían al grupo de los llamados mozárabes. Fue esposa de san Isidro Labrador. No es fácil decir con qué santidad y trabajos llevó su vida de mujer casada. Sus ocupaciones eran arreglar la casa, limpiarla, guisar la comida, hacer el pan con sus propias manos, todo tan sencillo que lo único que brillaba en su vida eran la humildad, la paciencia, la devoción, la austeridad y otras virtudes, con las cuales era rica a los ojos de Dios. Con su marido era muy servicial y atenta. Vivían tan unidos como si fueran dos en una sola carne, un solo corazón y un alma única. Le ayudaba en los quehaceres rústicos, en trabajar las hortalizas, y en hacer pozos no menos que en el oficio de la caridad, sin abandonar nunca su continua oración.

Son varios los milagros que se atribuyen al santo, encontrándose entre los más famosos el del pozo (en el que, gracias a su oración, las aguas de un pozo subieron para poder rescatar a su hijo, que posteriormente será conocido popularmente como San Illán, que había caído en él), y de los Ángeles, popularmente narrado como que los ángeles araban el campo mientras que San Isidro rezaba (aunque según las actas de la canonización, Iván de Vargas vio cómo dos ángeles ayudaban a Isidro a arar más rápido tras haberse detenido éste anteriormente a rezar en todas las parroquias por las que pasaba de camino al trabajo).

Son varios los milagros que se atribuyen al santo, encontrándose entre los más famosos el del pozo (en el que, gracias a su oración, las aguas de un pozo subieron para poder rescatar a su hijo, que posteriormente será conocido popularmente como San Illán, que había caído en él), y de los Ángeles, popularmente narrado como que los ángeles araban el campo mientras que San Isidro rezaba (aunque según las actas de la canonización, Iván de Vargas vio cómo dos ángeles ayudaban a Isidro a arar más rápido tras haberse detenido éste anteriormente a rezar en todas las parroquias por las que pasaba de camino al trabajo).

Fue beatificado por Pablo V el 14 de junio de 1619 y canonizado el 12 de marzo de 1622 por Gregorio XV, junto a San Felipe Neri, Santa Teresa de Jesús, San Ignacio de Loyola y San Francisco Javier, aunque la bula de canonización no fue publicada hasta 1724 por Benedicto XIII. Fue declarado patrono de los agricultores españoles por Juan XXIII en bula del año 1960.3 También es patrón de los Ingenieros Técnicos Agrícolas y de los Ingenieros Agrónomos.

Fue beatificado por Pablo V el 14 de junio de 1619 y canonizado el 12 de marzo de 1622 por Gregorio XV, junto a San Felipe Neri, Santa Teresa de Jesús, San Ignacio de Loyola y San Francisco Javier, aunque la bula de canonización no fue publicada hasta 1724 por Benedicto XIII. Fue declarado patrono de los agricultores españoles por Juan XXIII en bula del año 1960.3 También es patrón de los Ingenieros Técnicos Agrícolas y de los Ingenieros Agrónomos.

Ya en la Ermita de Ntra. Sra. de la Fuensanta 08-09-2013
Ya en la Ermita de Ntra. Sra. de la Fuensanta 08-09-2013

Compartir este post

Repost 0

Comentar este post